Main Content

¡Salude al nuevo Equipo Guide Dog (Equipo de Perro Guía)!
Así que usted tiene un amigo, un colega o un familiar que acaba de traer a casa a su nuevo Perro Guía. ¡Qué emocionante! Seguramente, usted tendrá muchas preguntas sobre cómo interactuar con el perro y sobre cómo ayudar a su amigo a adaptarse al nuevo Perro Guía. Para ayudarlo, hemos preparado varios consejos para que usted pueda familiarizarse con los detalles y hacer que todos se sientan cómodos.

En todo caso, ¿Qué hace un Perro Guía?
En pocas palabras: los Perros Guía son entrenados como socios para la movilidad de las personas no videntes o persona con alguna afección visual. No obstante, más allá de ser un colaborador en la movilidad, aquellos estudiantes que se han graduado de nuestro programa, describen a sus Perros Guía como sus mejores amigos, almas gemelas, y hasta dicen que son capaces de leer el pensamiento. Es una conexión muy intensa que va más allá de lo que la mayoría de nosotros ha experimentado, inclusive con otro ser humano, ya que se trata de una relación que involucra no solo compañerismo, sino que requiere también de una confianza e interdependencia absoluta.

Usted escuchará el término “Guide Dog team” (el equipo de Perro Guía). Este equipo consiste de un “handler” o “adiestrador,” que es una persona no vidente o con alguna afección visual (se refiere a su amigo) y el “guía” (se refiere al perro). El Perro Guía ve y lidera; el adiestrador indica la dirección y lo felicita. ¡Voila – trabajo en equipo! Además, los perros son expertos en acatar órdenes y, son entrenados para yacer tranquilos cuando no están guiando.

Para que este trabajo en equipo sea más eficaz, su amigo deberá seguir fomentando un vínculo muy cercano con el nuevo perro. En un principio, la asociación es todavía muy corta, pero, seguirá creciendo a través del tiempo. Su amigo deberá seguir reforzando ese vínculo que él tiene con el perro, además de continuar con la capacitación que ambos recibieron. El mejor consejo que podemos ofrecer en este sentido es el respetar las necesidades de su amigo y fomentar esa unión que es tan importante para el éxito del equipo.

¿Cómo debo interactuar con el Perro Guía?
Sí, sí, ya lo sabemos… Su primer instinto hacia el nuevo perro será acariciarlo, besuquearlo, abrazarlo y adularlo. Al fin y al cabo, los perros son adorables, ¡especialmente aquellos Perros Guía hermosos y bien comportados! Si bien aquello podría ser tentador, le sugerimos lo siguiente:

  • Primero salude a su amigo y luego pida permiso para conocer al perro. Es mejor si usted se acerca a su amigo por sí solo y no con otras personas, ya que podría ser abrumador para el perro.
  • Si su amigo acepta que usted conozca a su perro guía, hable al perro en voz baja y ofrézcale el reverso de su mano para que este pueda olfatear. El perro debe estar con su correa, bajo control, y no sentirse acorralado al conocer gente por primera vez.
  • Por favor no distraiga al perro cuando éste esté trabajando; el hacerlo podría poner en peligro la seguridad del equipo o corroer el adiestramiento del perro.
  • No se ofenda si su amigo se niega a que usted conozca al perro; tal vez no sea el mejor momento o, pudiere ser que el perro deba concentrarse en su trabajo. Es muy probable que a futuro se presente una mejor oportunidad o entorno para conocer al perro, en cuyo momento su amigo estará muy contento de presentarle a su nuevo socio.

¿Cómo puedo ayudar al equipo de Perro Guía?
Tal vez usted esté acostumbrado a ayudar o a facilitar alguna guía visual a su amigo y, esto seguramente no cambiará. Lo que sí cambiará es que el perro será parte de la fórmula, potencialmente disminuyendo la necesidad de la ayuda visual. El protocolo general sigue vigente cuando usted esté facilitando direcciones o alguna explicación de una situación inusual, no obstante, hay algunos consejos para considerar al momento de incluir al perro en el panorama.

  • Conteste las preguntas de una manera correcta y específica, utilizando palabras descriptivas como “a tu derecha” o “recto;” en vez de “por allá,” “por ese lado.”
  • Dirija su ayuda hacia la persona y no hacia el perro. Nunca agarre a la persona por el brazo ni el arnés o la correa del perro para guiarlos.
  • Habrán momentos en que su amigo prefiera que el perro lo siga a usted. En aquellos casos, el equipo sencillamente lo seguirá mientras usted se adelanta unos pocos pasos.
  • En ciertas situaciones podría ser que no convenga trabajar con el Perro Guía. En lugar de eso, podría ser que su amigo prefiera tomar su brazo y hacer que el perro se apegue junto a él (“heel”).

¿Qué puedo esperar a medida de que el equipo se adecua a la casa o al trabajo?
Las primeras semanas de la llegada del nuevo Perro Guía a la casa son decisivas por cuanto su amigo debe crear un vínculo muy fuerte con el perro y establecer sus respectivos papeles como compañeros de equipo. Por último, su amigo le dedicará mucho tiempo a su perro; a continuación constan algunas cosas que usted puede anticipar:

  • Inicialmente, el perro pasará mucho tiempo atado a la correa, amarrado, o en una canasta, cuando no esté trabajando o jugando. De esta forma, su amigo se asegura de que el perro no vaya a adquirir malos comportamientos en la casa. Luego de 4 a 6 semanas, su amigo le ofrecerá al perro mayor libertad, en pequeños incrementos; no obstante, su amigo puede, en cualquier momento, retirar esa libertad si el perro empieza a demostrar un mal comportamiento.
  • Su amigo será el cuidador principal del perro: las responsabilidades de su amigo incluyen el jugar con el perro, alimentarlo, acicalarlo, y sacarlo para que haga sus necesidades biológicas. Esto ayuda a desarrollar el papel de liderazgo de su amigo y fortalece el vínculo entre ambos.
  • Antojos e incentivos alimenticios para el perro deben venir siempre del adiestrador; por favor evite ofrecer al perro galletas por más tentador que esto sea. El dar de comer a un perro guía no solo que afecta la salud y la digestión del perro, sino que además hace que el perro se distraiga y genere inseguridad en su trabajo. Además, la obesidad es uno de los problemas nutricionales más frecuentes de los perros y puede reducir la expectativa de vida del animal. Su amigo tendrá directrices alimenticias muy rigurosas para el perro; por lo tanto, haga usted su parte y ayude a que el perro se mantenga en su mejor forma.
  • Finalmente, no es nada inusual que las amistades o la familia se sientan desplazadas por el nuevo Perro Guía. Entendemos que el perro se puede convertir en el centro de la vida de su amigo y, esto puede ser muy difícil. Estos sentimientos se resuelven de por sí, de una manera natural, en el tiempo. Pero, si no es así, su amigo puede solicitar la ayuda de un asesor “GDB” especializado para que lo aconseje. Queremos que éste sea un proceso provechoso para todos los involucrados.

¿Cómo se presenta un Perro Guía a los niños?

  • Al momento de presentar por primera vez un niño al nuevo Perro Guía, probablemente es mejor que sea de uno a uno, con la supervisión de un adulto. Ambos, el niño y el perro deben estar tranquilos; el perro debe estar sentado. El niño se debe acercar ofreciendo al perro el reverso de su mano para que éste la pueda olfatear. Si ambos, el niño y el perro, se sienten cómodos, el niño podría acariciar al perro en el costado o a lo largo de su espalda. Es muy importante enfatizar una interacción delicada entre niños y perros (caricias suaves en vez de agarrar o golpear al perro). Tenga en cuenta que un Perro Guía sigue siendo un perro y, por lo tanto, los padres deben aplicar el sentido común y supervisar la interacción de sus niños pequeños y el perro. Las presentaciones cuidadosas, junto con una buena orientación, ayudarán a los niños a comprender cuál es el comportamiento apropiado con los perros.

¿Cómo se presenta un Perro Guía a otros perros y mascotas?

  • Al momento de presentar por primera vez un Perro Guía a otro perro, es preferible que sea en un territorio neutral, cuando el Perro Guía no esté trabajando. Ambos perros deben estar con la correa y no se les puede permitir que jueguen bruscamente ni con mucha libertad. Es muy importante que su amigo sepa mantener un control verbal de su Perro Guía.
  • Si casualmente su mascota distrae al Perro Guía mientras está trabajando, usted debe informar verbalmente a su amigo que usted y su mascota están presentes, a la vez que la pone bajo control y quieta. Con el fin de recuperar la atención del perro guía, su amigo podría hacerle practicar algunos ejercicios de obediencia.
  • Los Perros Guía y los perros mascota deben ser alimentados por separado, especialmente durante la etapa de transición, cuando el perro guía se inicia en la casa.
  • Al momento de presentar un gato al Perro Guía, deje que el gato explore al perro nuevo mientras el perro esté con correa o en la canasta. De esta manera la experiencia será positiva para todos los involucrados, ¡inclusive para el gato!

¿Qué ocurre cuando el Perro Guía comete un error?
Es verdad, ocasionalmente los Perros Guía cometen errores. Toma algún tiempo antes de que el equipo de Perro Guía funcione como una máquina bien lubricada. Usted notará que de vez en cuando su amigo le hace correcciones verbales y/o con la correa. Estas correcciones no pretenden castigar al perro, sino, más bien, transmitir que un error se ha cometido y recordar al perro que debe comportarse correctamente. Estas correcciones son necesarias para mantener la educación del perro y la seguridad del equipo. Las correcciones no se hacen cuando uno está enojado; y, estas deben venir seguidas de un elogio inmediato apenas el perro se comporte bien. Además, usted puede ayudar; cuando vea que el perro esté haciendo algo que usted considere inapropiado, por favor avísele a su amigo.

¡Gracias por su apoyo!
Gracias por apoyar al nuevo equipo de Perro Guía. Mediante una cálida bienvenida y al demostrar su disposición de interactuar correctamente con el perro nuevo, usted ayudará a su amigo a desarrollar una asociación duradera y exitosa con su perro.

Para mayor información, por favor comuníquese con nosotros al (800) 295-4050.

Navigation